Historias de Metro HISTORIAS DE METRO

De Caracas a Santiago para sacar la voz

Caracas

Dada la situación política de Venezuela, decidió hace un año venir a Chile para probar suerte. Su primer trabajo fue en una heladería y hoy es la primera voz extranjera que se comunica con los pasajeros en estaciones, integrando el equipo de Comunicaciones del Centro Integrado de Control (CIC) de Metro.

Eiling Jauregui sonríe cuando recuerda los diez años que trabajó en el Metro de Caracas como operadora de estaciones y conductora de trenes en la Línea 1 de la ciudad. Su trabajo le encantaba, pero según relata, le salía más caro y menos seguro ir a trabajar que quedarse en su casa dada la situación de su país. Eso la motivó a venirse a Chile. “Fue una experiencia hermosa porque después de tantos años, te enamoras del sistema y siempre te vas a identificar con lo que haces”, cuenta.

Postuló a Metro apenas pisó el país, pero su primer trabajo fue en una heladería, donde estuvo nueve meses. Desde el 1 de agosto de este año, es parte del equipo de comunicaciones del Centro Integrado de Control. Ahí se preocupa de la comunicación con pasajeros en estaciones y con personal de servicio para informar distintos procedimientos que ocurren al interior de la red.

“Trabajamos con turnos, por lo que cuando tengo días libres, aprovecho de conocer Santiago y disfruto de los parques y áreas verdes que hay acá”, comenta.

La caraqueña es la única extranjera en el área y está contenta con su equipo de trabajo, donde dice que la tratan con mucho cariño. En Santiago vive con una amiga y se comunica constantemente con sus papás que están en Venezuela. “Estoy buscando una estabilidad para poder ver con el tiempo que hacer para volver a reunirnos como familia”.

“Me gusta Metro porque entendieron que yo vine con ganas de trabajar y quiero ser un aporte sólido en el área. Todos los días me levanto con entusiasmo y agradecida. Tengo mucho que entregar a las personas que a diario me rodean”, finaliza.